Nuestra reunión

1 de Diciembre de 2011

  

  

¿Cómo te fue en tu reunión de ayer? - inquirió Godínez.

Pues... por fortuna llegué con bastante anticipación, ya ves que a Jiménez no le gusta eso de no estar a tiempo y más que su indicación el día anterior fue: mañana a las 9:00 en mi oficina, como te decía, estuve puntualmente esperando, primero 10 minutos, luego ya eran 15, me estaba inquietando, porque pensaba en ir a mi lugar y esperar a que me llamara, finalmente decidí mantenerme esperando, casi a la media hora llegó apresuradamente diciendo: -qué bueno, ya está aquí, ¡iniciemos!

La situación es que temenos en puerta nuestra temporada de mayor venta y nos

están pidiendo... – en eso sonó el teléfono, que inmediatamente contestó, al parecer era alguien de los de arriba porque se dirigió con demasiado respeto, diría yo, claro conociéndo como es, total que me enteré de algunos problemas de liquidez que tenían para el día y la necesidad de cubrir la meta de venta, incluso de otras cosas más, pasado un momento, colgó y preguntó: ¿En qué estábamos? , en que estamos por iniciar la temporada de mayor venta y... - respondí; si, ya recuerdo – continuó, nos están pidiendo un plan concreto con proyecciones realistas de... y nuevamente sonó el teléfono que atendió de inmediato, ahora parece que le hablaban de su casa, terminó dando indicaciones de que tomaran algo de donde ya sabían para llevarlo a donde siempre (?), incluida una ligerisima discusión, al fin terminó la llamda y prosiguió, entonces nos piden una proyección de ventas y cómo lo vamos a lograr, ya sabe, con la “mayor eficiencia y menor costo”, como dicen nuestros “colegas” de calidad y finanzas, para lo cual... y ahora tocó la puerta su asistente, quien en unos cuantos segundos ya estaba al lado del escritorio indicandole a Jiménez la serie de documentos que requieren autorización o visto bueno “urgente”, al cabo de plasmar varias firmas durante unos minutos, despachó a su asistente y como pudo cerró: ¿Me ha comprendido lo que necesito usted haga?, apresúrese y durante el día mantengame al tanto, ¡adiós!, me dirigí a mi lugar y a poner manos a la obra... así pasó la mayor parte del día.

  

¿Y qué más? - preguntó Godínez.

  

Bueno, de la reunión que tuvimos durante la tarde, repetición de la historia...

  

  

¿Qué tan familiar le parece la situación anterior?

¿Cuáles fueron los ladrones de tiempo identificados?

¿Cuál hubiera sido la mejor solución para esta situación?

  

  

Saludos y hasta la próxima.

Arturo Ballesteros

rhmatic@rhmatic.com

rhmatic@glidefree.com

  

Actividad del mes, requiere contar con Java instalado en su PC.

Instrucciones:

1. De click sobre cualquier frase y mantenga oprimido el botón derecho del mouse.

2. Dirija el cursor hacia la frase que corresponda y librere el botón drecho del mouse.

3. Si es correcto, se confirmará el acierto y el texto será cubierto por un color de relleno.

  

  

  

México, D.F. © 2010-2017

          Soluciones de impacto en Recursos Humanos, Contabilidad, Fiscal y TI.